martes, marzo 5, 2024
spot_img
spot_img
Inicio Clima Las lluvias trajeron algo de alivio a la zona núcleo

Las lluvias trajeron algo de alivio a la zona núcleo

0

Importantes acumulados se dieron sobre todo en la franja central del país, que era la más necesitada tanto para mejorar la condición de los trigos, como para darle más impulso y ánimo a la siembra de maíz y empujar al inicio de la implantación de soja.

Por ahora, son solo un alivio en un contexto de fuerte déficit hídrico, pero constituyen una esperanza, más aún teniendo en cuenta que hay pronósticos de mediano plazo que marcan que podría empezar -ahora sí- a tener más efecto El Niño.

Según el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), durante el fin de semana se registraron copiosas precipitaciones en todo el centro del país, con fuertes acumulados sobre todo en Entre Ríos, pero también en gran parte de la zona núcleo.

Del mismo modo, los datos acumulados en las últimas 24 horas tomados por la red de estaciones meteorológicas que tiene el Gobierno de Córdoba muestran en esa provincia acumulados que alcanzaron los 65 milímetros.

Las lluvias registradas en los últimos días en la región núcleo representaron “un rayo de esperanza para los productores”, luego de las “pérdidas considerables” en los cultivos de trigo y maíz, de acuerdo con el análisis dado a conocer el lunes por la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

“La noticia más relevante es que finalmente llegó el agua a la Región Núcleo”, destacó el informe de la entidad, que se refirió al fenómeno como “las esperadas precipitaciones”.

Al respecto, sostuvo que “los datos acumulados en las últimas 72 horas dieron cuenta del alivio tan esperado”, si se tiene en cuenta que, hasta el viernes 20 de octubre, según informes de la propia Bolsa, “el 90% de la región núcleo estaba bajo condiciones de sequía y escasez hídrica, causando preocupación entre los productores”.

La BCR detalló las precipitaciones registradas en algunas localidades de la región, como los 88 milímetros en Rufino, 44 mm en María Teresa, 40 mm en Irigoyen, 38 mm en Clason y 36,2 mm en Rosario.

La nómina se completó con 22 milímetros en Chovet, 18,2 en General Villegas, 18 en Bigand/Junín, 16,8 en Guatimozín, 12 en Rojas y 10 milímetros en Chacabuco/Labordeboy.

“Esto marca un punto de inflexión en la situación, ofreciendo un rayo de esperanza para los productores de la región”, puso de relieve la BCR, en alusión a las preocupaciones existentes entre los protagonistas de la actividad agropecuaria por la escasez de lluvias luego de la sequía de la campaña 2022/2023.

“En otras áreas, como El Trébol y Cañada de Gómez, los efectos de las heladas también se sentían, con rendimientos significativamente por debajo de lo habitual”, añadió la entidad.

Asimismo, señaló que “la sequía también había forzado recortes en los planes de siembra de maíz, lo que generaba incertidumbre entre los productores”, ya que de una proyección de siembra de 1,57 millón de hectáreas, debido a la falta de lluvias hubo un recorte de 200.000 hectáreas, que se destinarían a la soja.

Por su parte, el consultor Alfredo Elorriaga manifestó que, ante la espera de las precipitaciones que finalmente ocurrieron, se podría marcar “el inicio hacia un escenario más positivo”, consignó la Bolsa.

En tanto, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires había advertido en la semana previa un empeoramiento del estado del trigo sembrado por la falta de lluvias en zonas productivas, con el 47% del total del cereal implantado en condiciones entre regular y malo. También indicó recortes en la estimación de la siembra de girasol en unas 50.000 hectáreas.