viernes, junio 14, 2024
Inicio Agricultura La campaña gruesa cierra cada vez en peor estado

La campaña gruesa cierra cada vez en peor estado

0

El cierre de la campaña gruesa empieza a mostrar el lado oscuro de la sequía, que si bien comenzó a revertirse, dejó su sello en el ciclo 2022/23. En Santa Fe, los productores del centro norte que cultivaron soja tardía evalúan lote por lote la conveniencia de cosechar debido a los magros rendimientos, y en muchos casos optaron por no seguir adelante con la recolección, según consignó el informe semanal que elaboran el Ministerio de la Producción provincial y la Bolsa de Comercio de Santa Fe. Al tiempo que la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) recortó la estimación de producción de maíz en dos millones de toneladas respecto a las previsiones de la semana pasada, de 36 a 34 millones de toneladas, debido a los bajos rendimientos observados en el grano a medida que avanzan las cosechadoras.

En el centro norte provincial, el sistema de estimaciones agrícolas (SEA) indicó que “se observaron lotes con chauchas abiertas, granos manchados, desarrollo de cebadilla criolla y también soja emergida”. En esa área, los rendimientos no superaron los 3-5 quintales por hectárea, por lo que se avaluó en cada predio costos, beneficios y en muchos casos se resolvió “la no recolección de la oleaginosa”, indicó.

Al igual que para el maíz, la BCBA indicó que la recolección de soja se ubicó en el 99,4% de la superficie apta y resta recolectar solo 88.400 hectáreas que se concentran el sudeste de Buenos Aires, uno de los pocos lugares donde la oleaginosa dio resultados por encima de los esperados. “La recolección de los cuadros de soja de primera ha concluido a nivel nacional, abarcando los últimos lotes en las regiones del NOA, NEA y sudeste de Buenos Aires”, indicó la entidad y señaló que “resta recolectar los cuadros con soja de segunda, principalmente concentradas en el sudeste bonaerense, donde las condiciones de humedad han sido favorables durante todo el ciclo de cultivo, permitiendo obtener rendimientos por encima de lo esperado”.

Con ese nivel de actividad, la producción lleva acumulada al momento 20,8 millones de toneladas.

En Santa Fe, una de las provincias más golpeadas por la sequía, la evolución de la campaña gruesa es poco menos alentadora. “Hasta ahora se alcanzó un grado de avance del 90% de la superficie sembrada, con un adelanto intersemanal de cinco puntos y un retraso de 10 comparado con igual época de la campaña pasada”, indicó SEA sobre la soja en el norte provincial. En la zona sur, departamentos San Martín y San Jerónimo, hubo mínimos de entre 6 y 8 qq/ha, máximos de entre 14 y 16 qq/ha y lotes puntuales de hasta 25 qq/ha. En tanto, en la región central, departamentos San Cristóbal, San Justo, Castellanos, Las Colonias y La Capital, los mínimos oscilaron entre los 3 y 5 qq, los máximos de hasta 15 qq y algunos lotes con rindes de 18 qq/ha.

Respecto del maíz de segunda, la segunda semana de recolección tuvo un grado de avance del 5% y rendimientos promedio que oscilaron en mínimos de 7 a 9 qq/ha y máximos de 21 a 22 qq/ha y en lotes puntuales de hasta 45 qq.

“Los valores fueron muy heterogéneos, siempre en relación con los montos de las precipitaciones acumulados, y fueron los maizales sembrados en primera instancia los que obtuvieron mejores resultados”, indicó el informe.

Avanza el trigo

El otoño de este año “finaliza con un balance pluvial positivo para la mitad de la región núcleo”, indicó el último reporte de la Guía Estratégica para el Agro (GEA). Las lluvias recargaron adecuadamente casi la mitad del área de estudio, pero en el centro-oeste, no alcanzaron para revertir la condición de sequía y escasez hídrica, indicó el reporte y se pregunta qué pasará con el 25% del trigo que falta sembrar a la espera de lluvias.

Por lo pronto, en el centro norte que mide SEA, la siembra del cereal esta semana tuvo un avance del 65% de la superficie estimada, unas 292.500 hectáreas, con un progreso intersemanal de 20 puntos. Alcanzaría 450 mil hectáreas, lo que significa un incremento de 80 mil hectáreas respecto de las implantadas el año anterior.

En todo el país, la heterogeneidad climática arrojó un balance levemente inferior. La Bolsa de Buenos Aires ajustó la proyección de área debido a la falta de humedad, principalmente en la centro-oeste de la región agrícola, lo cual llevó a una disminución de 200 mil hectáreas en la superficie prevista inicialmente. Como resultado, la nueva proyección de área se sitúa en 6,1 millones de hectáreas.

Según GEA, hoy las mayores probabilidades de precipitaciones se darán en el centro y este del área y el próximo martes se esperan lluvias y chaparrones aislados. (fuente AgroClave)