jueves, abril 25, 2024
Inicio Agricultura La cosecha de soja arrancó con buenos rindes y algunas dudas

La cosecha de soja arrancó con buenos rindes y algunas dudas

0

La cosecha de soja arrancó en la zona núcleo con buenos rindes pero preocupa la retención de hojas verdes y hongos en granos. Con sólo 3% del área cosechada del cultivo de primera, y de las áreas más favorecidas por las lluvias, el rinde promedió 44 qq/ha, según precisó la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

“La retención de hojas verdes se observa en lotes muy afectados por el calor y los problemas de calidad en lotes cosechados en zonas con excesos. Mientras tanto, las labores de recolección ya cubren el 18% del área de maíz temprano”, resaltó el informe de la Guía Estratégica para el Agro (GEA).

Los especialistas Marina Barletta, Florencia Poeta y Cristian Russo señalaron que las labores de recolección comenzaron con una buena foto ya que los primeros lotes cosechados de soja de primera promedian 44 qq/ha. Pero solo se trata del 3% de los lotes de soja de primera de la región núcleo. El atraso es de 8 puntos porcentuales del área respecto de las últimas 5 campañas, aguardándose la generalización de la cosecha en 10 días. En General López hay lotes con los granos listos para cosechar pero con retención de hojas verdes en las plantas. Estos son lotes que fueron muy afectados por la ola de calor. Además, se están observando granos afectados por hongos. Allí, la expectativa de rinde ronda entre 38 y 40 qq/ha.

En Carlos Pellegrini y Totoras se recolectó el 5% del área y los rindes promedian 50 qq/ha. En el Trébol, una de las zonas que mejor viene este año, se cosechó el 10% con rindes de 50 a 59 qq/ha. Hacia el sur santafesino recién están amarillando las hojas. Por otro lado, en Bigand, advierten por problemas de enfermedades de fin de ciclo en zonas con excesos de humedad y problemas de calidad en los pocos lotes cosechados (granos manchados, granos verdes y dañados por lluvias). Allí están rindiendo entre 40 y 45 qq/ha. En el noroeste bonaerense falta todavía para comenzar la trilla. Y en el noreste de Buenos Aires, apenas muy pocos lotes se hicieron, aquellos que se se sembraron muy temprano. En el sudeste cordobés se cosechó el 7% del área de soja de primera, obteniéndose promedios de 42 a 45 qq/ha.

El maíz bajo ataque

Respecto del maíz, se estimó que la cosecha está un 30% retrasada respecto de las ultimas 5 campañas. Si bien las grandes lluvias de marzo siguen trabando el avance de las cosechadoras, el retraso en las labores de cosecha frente al patrón promedio está reflejando la misma demora escalonada que se vio en la siembra. En total se llevan cosechadas 160.000 ha en la región, casi 30% por debajo de la media de las ultimas 5 campañas (desestimando la 2022/23). “El patrón de avance es claro, ya que la cosecha avanza donde marzo dejó menos agua”, se indicó.

El sudeste cordobés está a la cabeza con un 28% de avance, el centro-sur santafesino le sigue con un 23%. El área más atrasada es el extremo sur de la provincia, con un 8% cosechado, y el noroeste bonaerense con un 10%. Los 400 milímetros que dejó marzo seguirán haciendo de esta cosecha un gran desafío para el productor.

Los rindes siguen desparejos, pero el promedio se mantiene entre 100 y 105 qq/ha. Con el 18% levantado, las marcas más bajas están en General Pinto, con 65 qq/ha, y las más altas en Marcos Juárez y Cañada Rosquín, con 155 qq/ha.

Chicharrita feroz

La explosión generada por la masiva presencia de la chicharrita como vector del Spiroplasma, pone “en jaque” el maíz. El 85% de este cultivo es de siembra tardía, por lo que el achaparramiento se observa de manera generalizada en estos lotes.

“El Spiroplasma jaquea al maíz que esperaba duplicar su producción en Córdoba”, titula el informe elaborado por el Departamento de Información Agronómica, a cargo de Silvina Fiant.

En el centro norte de Santa Fe, el Servicio de Estimaciones Agrícolas (SEA) de la Bolsa reportó que en los maizales tardíos se observó, como mínimo, un 72 % lotes con importantes grados de afectación por el ataque de chicharrita, entre el 48% al 50%.

En el marco de la Gira Agronómica de la Región Santa Fe Centro de los grupos Crea, la fitopatóloga María de la Paz Giménez Pecci integrante del Centro de Patología Vegetal asociado al Inta, brindó una detallada explicación sobre el problema del Spiroplasma que perjudica al maíz y viene apareciendo en zonas de la pampa húmeda donde antes no se lo veía. “Es una bacteria que se comporta como un virus porque no tiene pared celular, se siente muy cómoda dentro del maíz y cuando este crece bloquea el floema de la planta no permitiendo que los fotosintatos bajen ni que suban los que están en la caña. Cuando el maíz necesita llenar grano no puede y la planta “entiende” que se acabó su ciclo y se entrega”. Este vector también transmite el phytoplasma y dos virus más: un geminivirus y el virus del rayado fino”, afirmó la especialista.

Para los productores, las lluvias y la chicharrita son los temas del momento. En este marco, Dante Romano, profesor e investigador del Centro de Agronegocios y Alimentos de la Universidad Austral, consideró que la soja trae buenas noticias, pero advirtió que para el maíz el escenario es otro.

Frío y lluvia

Sobre el clima, el informe de GEA precisó que en la mañana del domingo 31 de marzo se espera el pasaje de un sistema frontal frío que provocará lluvias generalizadas, principalmente en el sector centro/este de la zona de estudio. “No serán aportes significativos, pero las precipitaciones estarán presentes en la transición mensual, nuevamente sobre la franja este del país”, dice el consultor Alfredo Elorriaga.

En el mes de marzo, la región núcleo acumuló un promedio de 152 mm, pero con milímetros que desbordaron las medias mensuales en el este y estuvieron muy lejos en el oeste.

“Las consecuencias del temporal siguen generando incertidumbre y posibilidades. A la pregunta del daño que deja el temporal de marzo en los cultivos, en primera instancia, en zonas dónde las lluvias mensuales han estado en los 150 mm, no debería haber problemas. En las zonas de 300 mm puede haber daños según características del lote y situación de los cultivos y donde superó ese milimetraje —entre 350 y 400 mm- seguramente habrá daños, explican los técnicos”, resaltaron desde la Bolsa rosarina. En las áreas más afectadas aún había esta semana productores sin poder llegar a los lotes. Se prevén grandes problemas para poder cosechar y trasladar la mercadería. “Se va a tener que embolsar en muchos casos”, agregan los especialistas.

Esta demora calentó los precios del maíz. Dante Romano, de la Austral, explicó que los compradores estuvieron activos pagando mejor precio por soja disponible “y de la mano de eso, los productores aprovecharon para ponerle precio a los granos. La comercialización de la semana fue activa, similar al promedio histórico. Pero al venir tan atrasada previamente, siguen estando muy por debajo del ritmo normal”.

Cultivos de invierno

Por otro lado, desde la GEA se señaló que el área que mayor carga de agua recibió ha sido también una de las más castigadas por la sequía y empiezan a verse mejoras en los niveles de agua freática. Tras la difícil semana luego del temporal, algunos técnicos y productores empiezan a destacar las excelentes posibilidades para pasturas y cultivos de invierno, como el trigo, cuando la falta de agua típica de nuestro invierno es muy temida y más aún con una “Niña fuerte” amenazando la próxima campaña gruesa. (fuente AgroClave)