martes, julio 23, 2024
Inicio Clima La menor lluvia registrada durante el fin de semana vino bien para...

La menor lluvia registrada durante el fin de semana vino bien para la región núcleo

0

Las lluvias del fin de semana en la región núcleo resultaron menos importantes de lo pronosticado y esta situación generó cierto alivio entre los productores que enfrentan una temporada de cosecha particularmente desafiante.

Cristian Russo, jefe de la Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), resaltó que la cosecha gruesa sigue presentando importantes dificultades. Es que durante los primeros quince días de abril, así como al cierre de marzo, se registraron volúmenes significativos de precipitaciones, especialmente en el este de la región núcleo. “Estamos hablando de que hay un 45% de la soja de primera cosechada y todavía falta un 30% para terminar el maíz. Realmente falta mucho y viene bastante retrasado”, explicó.

Este fin de semana, las lluvias variaron a lo largo de la región, con Montes de Oca registrando el máximo de 16 milímetros, mientras que en General Villegas y Pozo del Molle las precipitaciones fueron de 13 y 10 milímetros, respectivamente. La mayoría de las áreas recibieron menos de 5 milímetros. A pesar de estas lluvias más ligeras, el panorama no muestra signos de una estabilización completa. “Esta tarde termina la inestabilidad, pero no tendremos las condiciones que vimos la semana pasada, donde el sol salió y empezó a secar rápidamente”, señaló Russo.

La semana entrante se prevé nublada y con humedad persistente. Un frente frío esperado para el miércoles podría brindar mínimas de 7 a 8 grados, lo que Russo describe como “un frío realmente interesante”. Sin embargo, hacia el viernes y sábado se anticipa una nueva inestabilidad. “Poca agua, pero va a seguir molestando la cosecha”, advierte Russo, indicando que las condiciones seguirán marcando un ritmo de cosecha trabado.

Este contexto plantea un escenario complejo para los productores, quienes deben maniobrar entre la urgencia de avanzar en la cosecha y las limitaciones impuestas por el clima. La situación actual subraya la importancia de seguir de cerca las actualizaciones meteorológicas y adaptar las estrategias de cosecha de acuerdo con las condiciones cambiantes, manteniendo la esperanza de que las próximas semanas permitan avanzar más rápidamente en el proceso. (fuente AgroClave)